3/4/09

Fin de Semana entre amigos

Hacía tiempo que no los veía. Concretamente desde Navidades. Cristina estaba entonces estudiando la oposición y Sergio andaba nervioso. Son dos de mis mejores amigos, de esos que merece la pena seguir cultivando. Hace una semana supieron el resultado. ¡Aprobado!. Y para celebrarlo vinieron a pasar un par de días a Asturias. La verdead es que se trataba de vernos, porque se hizo muy corto. Lo bueno de esto es que quedan ganas para volver a encontrarnos pronto. Pasaron por casa antes de comer, trayendo consigo a Buddy, un compañero canino un pelín solitario desde hace un tiempo.
Les lleve a comer Al Guelu, un Llagar cerca de casa, donde la comida es magnífica. Una parrillada y un par de tortos les dieron la bienvenida. Fue una comida divertida.
Nos pusimos al día enseguida mientras bebíamos unas cuantas botellas de sidra. Entro el sueño y fuimos a descansar, ellos llevaban un viaje a cuestas, para estar frescos para la noche. Mis amigos asturianos querían recibirlos como Dios manda. Con una buena cena a base de pulpo, criollos, costillas y lo que fuera necesario. Estos fartones congeniaron rápidamente con los madrileños y la noche se fue entre bromas y ribeiro. Xaba, Carlinos y Joshe acabaron con nuestra resistencia a eso de las dos de la madrugada. Ellos, por supuesto, continuaron hasta las seis y media.
Quedamos en vernos pronto. Antes de lo que creen, ya que tengo la intención de ir a Madrid en un par de semanas
El domingo amaneció un poco gris. Como las ideas en mi cabeza. Los vapores de la noche anterior no se acaban de ir, pero teníamos la intención de salir con la moto y había que ponerse las pilas. La idea era marchar hacia Benavente para recoger a unas amigas moteras que habían ido a Salamanca. Para comer quedamos en La Cueva del Cura, sita en la localidad de Valdevimbre. La ruta fue rápida y con apenas un par de pardas. Queríamos llegar a tiempo ya que debido a la fiesta del día anterior salimos tarde desde Oviedo. Pero como siempre, llegamos, comimos y no paramos de reír. Llegaron las chicas y todos juntos atacamos la comida mientras nos contábamos las novedades del fin de semana.
Han sido un par de días interesantes en todos los sentidos. Hemos descubierto que nos gusta rodar, a nuestro ritmo, pero rodar. Además sabemos reirnos, algo que al parecer no todo el mundo puede decir. Por eso cada vez que salimos encontramos temas que nos unen, que nos divierten y que nos hacen olvidar que el tiempo pasa. Decidimos ignorar lo que nos molesta y vivir hacia adelante. Carpe Diem. Ahora tenemos un foro. Un lugar para el encuentro de quienes gustamos de rodar y pasarlo bien. Espero que todo siga en esta línea. Lo cierto es que todos nos aplicamos para que esto siga adelante. Tenemos ganas y buen rollo entre nosotros. Ha quedado claro que no es un grupo cerrado, quien es buena gente será bien acogido, el resto permanecera fuera de nuestras vidas.

1 comentario:

VaLeRiE dijo...

Me gusta todo lo que hay en tu blog. No he podido leer esta crónica hasta hoy, problemas con internet y el pc supongo...no importa, más vale tarde que nunca.

Un besuco.